La globalización bancaria aumenta la influencia de los capitales transnacionales en la economía chilena, haciéndola más dependiente de intereses foráneos y aumentando con ello nuestra dependencia y la pobreza de nuestro pueblo!

La globalización bancaria

Por Hugo Fazio

CENDA

Enviado por Natacha Olivares

La transnacionalización del sistema bancario chileno es cada vez mayor.  De materializarse la alianza estratégica acordada entre el consorcio financiero estadounidense Citigroup y el Banco de Chile, controlado hasta ahora exclusivamente por el grupo Luksic, la participación de instituciones extranjeras en la dirección del sistema bancario chileno sobrepasará el 50% del total.  A su vez, el Banco de Chile con el acuerdo alcanza una mayor presencia en el sistema bancario internacional, fuertemente globalizado.  Citigroup es el segundo banco en el mundo por capitalización bursátil.  En Chile tenía hasta llegarse al acuerdo de fusión una presencia de mercado escasa.  De otra parte, se acentúa así la concentración del sistema bancario, con una presencia muy poderosa de dos grandes actores:  el holding español Santander y la nueva alianza Citigroup-Banco de Chile.  Al mismo tiempo, el grupo Luksic refuerza su calidad de mayor actor nacional en el sistema bancario.

 

 El acuerdo estratégico suscrito entre el Citigroup, el segundo banco del mundo por capitalización bursátil, -detrás del chino ICBC-  el Banco de Chile, controlado hasta ese momento exclusivamente por el grupo Luksic, tiene una doble connotación. De una parte, permite una mayor presencia y capacidad de acción del Banco de Chile en el plano global. “Citibank – manifestó Andrónico Luksic – nos da claramente una red internacional muy importante” (21/07/07). Ello le permite reducir  la gran diferencia que se le producía en este terreno con el Banco Santander una de las mayores instituciones bancarias a nivel mundial.

El Banco de Chile ya se había desarrollado en este plano a fines del siglo XIX, al contar con una filial en Londres –el principal centro financiero en esos años-  y oficinas de representación en Buenos Aires, Lima, Callao, Montevideo, Nueva York, Hamburgo y Guayaquil. Al momento de establecerse la alianza Citigroup Inc. poseía una cifra superior a ocho mil sucursales en más de un centenar de países, contando con unos doscientos millones de cuentas corrientes.

En 2006, el 56% de sus ingresos los obtuvo en EE.UU., el 17% en Asia, un 14% en América Latina y el porcentaje restante en Europa, Medio Oriente y Africa. Constituye un ejemplo vivo de la dimensión alcanzada por la globalización en el sistema financiero. 

Citigroup: Evolución del número de sucursales 2002-2006

(Fuente: Citigroup)

Año                                                       Año                   Nº                 Año            

2002               6.495                             2004               6.690                  2006              8.110

2003               6.135                             2005               7.237 

Su presencia en Latinoamérica es muy grande. En 2001 al adquirir Bancomex  se transformó en la mayor institución bancaria de México, país al cual había llegado en 1903. En el 2006 adquirió dos importantes consorcios centroamericanos: Grupo Financiero Uno, con presencia en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, y el Grupo Cuscatlán, con operaciones en El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Honduras y Panamá. En Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia, Chile, Venezuela y Perú ingresó durante la Primera Guerra Mundial o inmediatamente después. En Ecuador y Jamaica lo hizo en 1960 y en Bolivia en 1965. Por otro lado, la alianza conduce a una mayor gravitación de capitales transnacionales en el sistema bancario chileno. Citibank Chile, fundado en 1916, contaba al momento del acuerdo con una presencia de mercado en el país de sólo 2,1%.

De acuerdo a cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras en junio pasado la alianza Chile-Citibank reunía un 20% de las colocaciones totales del sistema, casi dos puntos porcentuales por debajo del Banco Santander. En colocaciones de consumo, Chile – Citibank – considerando sus filiales CrediChile y Alfa-  alcanzaban de conjunto a un 21,2% del total contra 26,4% de Santander y su filial Banefe.  Igualmente, la filial del holding español tiene el liderazgo en créditos hipotecarios con un 25,6% del total, en comparación de un 15,3% de Chile-Citibank.

En cambio, la nueva alianza supera al Santander en créditos a empresas, al alcanzar a US$15.747 millones, mientras el holding español tenía US$14.692 millones.  El Santander y Chile-Citibank acumulaban el 41,8% de las colocaciones totales mostrando la fuerte concentración existente en el sistema bancario chileno.  Ello es aún mayor en materia de utilidades.  Los bancos Chile, Citibank y Santander explicaban en junio un 57,8% de las ganancias totales del sistema.  

                   Concentración del mercado bancario luego de la fusión       

(Fuente: S.B.I.F. En porcentajes sobre el total. Según cifras en junio 2007)                                                  

                                              Colocaciones Totales                             Utilidades

Santander                                  21,0                                                     33,3

Chile – Citibank                         20,0                                                     24,5

BancoEstado (1)                       13,2                                                      4,8

Bci                                          12,4                                                     11,2

BBVA                                       8,3                                                      3,1

Corpbanca                                6,4                                                      4,0

(1) Tiene una tasa impositiva diferente al resto de los bancos, mucho más elevada. 

Con la alianza los bancos extranjeros alcanzarán una participación en la dirección de más de la mitad del sistema bancario. A junio los otros bancos extranjeros con mayor presencia de mercado eran el español BBVA con un 8,3%, el brasileño Itaú 2,6% y el canadiense Scotiabank 2,5%. El acuerdo se materializará mediante la incorporación de Citigroup a LQ Inversiones Financieras S.A (LQIF), pasando a disponer de un 32,98% de su capital accionario. En el pacto se establece que, a su vez, LQIF mantendrá en forma permanente a lo menos el 56% de los derechos de voto del Banco de Chile, con lo cual en el corto plazo se garantiza la participación mayoritaria en su composición accionaria del grupo Luksic.

Al mismo tiempo, se establece que en los 28 meses siguientes al cierre del acuerdo –luego de ser aprobado por las instituciones reguladoras de uno y otro país – Citigroup podrá incrementar su presencia hasta el 50%, quedando así con un porcentaje igual al grupo Luksic. A comienzos de año, cuando se suspendieron las negociaciones, estimándose que habían fracasado, el vicepresidente del Banco Chile,  Andrónico Luksic, enfatizó que “mientras viva, el control del Chile permanecerá en esta familia”.

Los términos del acuerdo indican que ahora el grupo chileno se abrió a una dirección compartida. En el convenio se valorizó el Banco de Chile en US$6.015 millones y el Citibank en US$701 millones, a lo cual se añade  aportes en otros activos por un monto de US$192 millones.  El Banco de Chile funciona desde la crisis del sistema bancario chileno, a comienzos de la década de los ochenta, utilizando recursos públicos. Al blanquear su situación en la década de los noventa se acogió al mecanismo de cancelar sus obligaciones subordinadas con el Banco Central en cuarenta años.

 La deuda al momento de llegarse al acuerdo con Citigroup era de UF 50.888.433, alrededor de US$1.700 millones. Por ello durante las negociaciones mantuvieron permanentemente informado al presidente del Banco Central, Vittorio Corbo, sin que se conozca públicamente que éste haya realizado alguna observación de cualquier naturaleza. Por su parte, el superintendente de Bancos, Gustavo Arriagada, se adelantó en precisar que si bien se sobrepasa levemente en algunos aspectos el indicador utilizado para medir el grado de concentración “está todavía dentro de los rangos en que está la industria nacional” (20/07/07).

En otras palabras, las autoridades del sector no reaccionaron ni frente a la concentración ni a la transnacionalización del sistema bancario chileno, procesos que avanzan utilizando recursos públicos. Andrés Velasco fue aún más enfático.

 “Cuando uno de los bancos más grandes del mundo pone US$2.000 millones en Chile – declaró, al conocerse públicamente la culminación de las negociaciones – es una señal de confianza en nuestra economía y en los chilenos. Ciertamente – subrayó -, es algo que hay que valorar” (21/07/07).  Con este criterio, mientras más elevada sea la presencia de capitales extranjeros es visto como un hecho más positivo, independientemente  de los sectores donde se expresa. 

Lo mismo acontece en el sector sanitario.  “El ingreso de un inversionista de la categoría de OTPP –señaló la directora ejecutiva del Sistema de Empresas Públicas, Mónica Singer, refiriéndose a quien tomará el control de la sanitaria Essbío, de la VIII Región- (…) nos parece muy bien, por lo que no vamos a obstaculizar esta operación” (25/07/07).  El controlador final de OTPP Chile es Ontario Teachers Plan Board, persona jurídica constituida bajo las leyes de Ontario, Canadá, cuyo objetivo es en definitiva alcanzar la mayor rentabilidad posible para sus miembros.

OTPP se encuentra asociada en su inserción en Essbío con Westwater, perteneciente a The Law Debenture Corporation, constituída bajo las leyes de Inglaterra y Gales. El contrato también considera la presencia accionaria que tiene Citigroup en la AFP Habitat,  que es la segunda institución del sector tanto por activos como por número de cotizantes inmediatamente detrás de Provida controlada por el consorcio bancario español BBVA. Citibank tiene un pacto de accionistas, suscrito en noviembre de 2000, con la Cámara Chilena de la Construcción, controlando la AFP a través de Inversiones Previsionales en partes iguales (40% cada uno), donde se establece que si uno de los socios decide vender debe en primer lugar entregarle la opción de compra a su socio, comunicándole el precio de la venta.

Hace algunos años Citigroup intentó retirarse de Habitat, pero la Cámara no estuvo en disposición de adquirir su participación. De no existir reparos por el organismo empresarial se convertiría en la vía para que el Banco de Chile y, en consecuencia, el grupo Luksic ingresen nuevamente al negocio previsional. El acuerdo igualmente determina la adquisición por Citigroup de los activos del Banco de Chile en EE.UU., incluyendo sus sucursales, valoradas en US$130 millones.  La institución cuenta además con oficinas de representación en China, México, Argentina y Brasil que, obviamente, de materializarse el acuerdo pierden relevancia.

 Indicadores luego de la fusión(Fuente: SBIF. (1): Gastos de apoyo operacionales sobre resultados operacionales)                                                                     

                                                                                       Citigroup            Chile          Total

Rentabilidad sobre Capital y Reservas (%)       7,5                  29,2          22,3

Eficiencia (%) (1)                                             73,1                  49,8          54,9

Número de Sucursales                                      64                      284           348

Número de Empleados                                  2.672                  8.160        10.832 

La alianza entre uno de los mayores consorcios financieros mundiales y uno de los principales grupos económicos chilenos – que en el pasado ya había establecido relaciones similares con capitales externos, aunque es claro de menor envergardura – constituye un nuevo capítulo en la concentración de la economía chilena, proceso que acentúa la regresividad distributiva existente en el país. 

La agencia de calificación de riesgos Moody’s considera que el acuerdo dado a conocer presionará a los bancos nacionales a nuevas fusiones o a encontrar formas de enfrentar la nueva situación.  Asimismo, puntualiza, “otros bancos de menor tamaño, pero aún así importantes, como Corpbanca, Banco del Desarrollo y Banco Security, podrían convertirse en blancos atractivos debido a sus nichos y experiencias de productos de penetración de clientes” (25/07/07). 

De ser así continuará el proceso de recomposición del sistema bancario chileno, con un grado de  concentración creciente y una mayor participación de capitales transnacionales.

About these ads

3 comentarios to “La globalización bancaria aumenta la influencia de los capitales transnacionales en la economía chilena, haciéndola más dependiente de intereses foráneos y aumentando con ello nuestra dependencia y la pobreza de nuestro pueblo!”

  1. miliitha Says:

    su wea es emteraa mula asta yoo se masss xd zhauhtoo

  2. MATIAS Says:

    la putamadre tengo q hacer tarea y aca no dice un carajO!

  3. Mario Says:

    Muy buen artículo.
    es la realidad de muchos países no solo de chile.
    me sirvió bastante

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: